Alex Saab: la paradoja legal de los Estados Unidos

Feb 9, 2022

Noticias Alex Saab

Cortesía de Fuser News

Desde que fue concebida en 1797 la Constitución de los Estados Unidos ha recibido 27 enmiendas. Aunque es un proceso complejo que suele durar varios años hasta alcanzar un acuerdo, el hecho de mantener en prisión a Alex Saab es una paradoja. Al menos revisando la práctica de las cortes que conocen el caso y la metodología judicial de los Estados Unidos que se basa en la jurisprudencia.

Es decir, la solidez argumentativa de una acusación debe estar sustentada por casos anteriores. Los Estados Unidos, cuya política exterior depende de una robusta diplomacia, aunque sus métodos sean cuestionables, debe tener más enviados especiales en todo el mundo que la suma de los mismos funcionarios de todos los países.

Para el momento de escribir estas palabras Alex Saab lleva casi 600 días privado de libertad de manera ilegítima. Esto en lo que respecta al artículo 29 de la Convención de Viena, de la cual Cabo Verde, Estados Unidos, Irán y Venezuela son signatarios, y los artículos 254 y 254d de la Ley de Relaciones Diplomáticas.

En la historia legal de los Estados Unidos no hay ni un caso en el cual un diplomático haya sido tratado como han tratado a Alex Saab. Lo que sí existe a favor del diplomático venezolano y su equipo de defensa es bastante jurisprudencia.

Bergman Vs. De Sieyes, Nueva York, 1946

Jacques De Sieyes, ministro diplomático francés ante Bolivia, fue notificado de una demanda civil en Nueva York mientras estaba en tránsito a La Paz. Estados Unidos fungía en este caso como tercer Estado y en una primera instancia la parte acusadora argumentó que no gozaba de inmunidad por no ser diplomático acreditado ante Estados Unidos, sino ante Bolivia, y que la demanda no le impedía desempeñar sus funciones como diplomático.

Sin embargo, la revisión exhaustiva del caso arrojó que un funcionario diplomático representa en sí mismo al Estado que lo acredita, por lo que cualquier acción civil o penal se estaría haciendo contra los Estados que emiten y aceptan la designación y no contra la persona. Además, concluyeron que un diplomático tiene derecho a inmunidad en terceros países tanto si estuviera en tránsito como si residiera en él para garantizar el desarrollo natural de las relaciones entre naciones.

Alex Saab, acreditado como enviado especial por Venezuela y aceptado por Irán, es un diplomático protegido por la Convención de Viena y la Ley de Relaciones Diplomáticas, detenido en tránsito en Cabo Verde, que fungía como tercer Estado. Que lel Departamento de Estado no reconozca su estatus diplomático por la ausencia de relaciones con Irán y Venezuela no exime el cumplimiento tanto del Derecho Internacional como de la propia jurisprudencia de los Estados Unidos.

Abdulaziz Vs. Condado de Miami-Dade, 1982

Turki Bin Abdulaziz, miembro de la familia real de Arabia Saudita, se enfrenta junto a sus guardaespaldas a la policía del Condado de Miami-Dade cuando intentaban ejecutar una orden de allanamiento en su apartamento de Cricket Club. Una investigación de la oficina del Fiscal del estado de Florida reveló que el príncipe saudí y su familia carecían de inmunidad diplomática.

Durante el litigio en la corte de Florida Abdulaziz fue designado como enviado especial de Arabia Saudita e inmediatamente interpuso una demanda contra el condado y los agentes de la policía que allanaron su apartamento. Aunque su designación fue posterior a los hechos, el Tribunal de Apelación del 11.º Circuito consideró que una vez que el Departamento de Estado certifica a un agente diplomático, los tribunales deben aceptar la designación y la inmunidad derivada sirve como defensa para demandas ya iniciadas.

Además, determinó que es el país extranjero y no el Departamento de Estado el que clasifica a sus funcionarios como diplomáticos. Esta jurisprudencia sostiene que la inmunidad diplomática “destruye” el poder de actuación de los tribunales estadounidenses. Por lo tanto, Alex Saab goza de inmunidad diplomática plena dentro del territorio de los Estados Unidos, Cabo Verde o cualquier país signatario de la Convención de Viena.

La cuestión del reconocimiento de Nicolás Maduro

Se suele argumentar que, al no reconocer a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela, el gobierno de Estados Unidos no tiene por qué reconocer a Alex Saab como diplomático. Esto es un error de significados.

Nicolás Maduro presidente de Veneuela

Las acciones del gobierno de los Estados Unidos contra Nicolás Maduro no son vinculantes al estatus diplomático de Alex Saab porque éste es un funcionario del Servicio Exterior de la República Bolivariana de Venezuela, no de Nicolás Maduro como persona. Esta es una consideración legal de gran impacto que debe tenerse presente en todo momento.

Aunque el gobierno de los Estados Unidos reconozca la presidencia ficticia de Juan Guaidó, esta es una presidencia sin Estado, simbólica, para ser elegantes. Los funcionarios ante la ONU son los designados por el ministro de relaciones exteriores que responde a Nicolás Maduro. Probablemente de aquí surgen las torturas sufridas por Alex Saab en Cabo Verde.

¿Diálogo con bolsas negras en la cara?

El caso de Alex Saab en Cabo Verde sigue abierto porque la irregularidad de su traslado desde la Isla de Sal a Florida tiene mas características de extracción que de extradición.

¿Por qué las autoridades de Cabo Verde pedían a Alex Saab que colaborara mientras lo torturaban si no había cometido delito alguno? Porque la solicitud de colaboración con bolsas en la cara limitando la respiración de un diabético, hipertenso con antecedentes oncológicos la hacía Estados Unidos usando a Cabo Verde para mantener sus “manos limpias” en el proceso.

Paulo Tocha, ministro de interior de Cabo Verde

Una eventual delación de Alex Saab permitiría debilitar el gobierno de Nicolás Maduro y su ya maltratada imagen ante el mundo gracias a los medios de comunicación. De esta forma la oposición venezolana recibiría tiempo y aire para ajustarse tras el desastre que ha significado el interinato de Juan Guaidó, del que Estados Unidos es promotor principal. Pero la táctica no está saliendo como esperaban porque Alex Saab no ha delatado a nadie y es poco probable que lo haga. Aquí es donde Colombia y Ecuador entran en el juego.

Lawfare continental y show mediático

Desde la llegada de Alex Saab a Florida, y ante las apelaciones introducidas para el reconocimiento de su inmunidad diplomática, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos está buscando ganar tiempo como sea porque el caso no es que está destruido, es no existe por falta de pruebas.

fernando villavicencio

Activan entonces actores políticos de países cómplices, Colombia y Ecuador para ser exactos, y de esta forma desempolvar hechos ya investigados y juzgados de los cuales Alex Saab ha quedado absuelto para tratar de crear un caso con lo que sea.

Impacto en las relaciones internacionales

La imagen plenipotenciaria de los Estados Unidos es mediática, eso está claro. Pero a puerta cerrada, entre ellos, saben que están legalmente acorralados. Si no se reconociera la inmunidad diplomática de Alex Saab y el “caso” continuara, lo que se jugaría es nada menos que el futuro de las relaciones internacionales, la estabilidad política entre naciones y los mismos funcionarios del Servicio Exterior de los Estados Unidos. Al final del día, Irán no reconoce a Israel como Estado, ¿aceptarían que en complicidad con países aliados los diplomáticos israelíes fueran detenidos y trasladados a Teherán para ser juzgados por cualquier cosa? Seguramente no.

Podría interesarte

Embajadas de Venezuela brindan apoyo a Alex Saab

Las misiones diplomáticas de Venezuela acreditadas en el mundo intensifican las acciones de solidaridad en favor de la liberación del Enviado Especial ante Irán, Alex Saab, secuestrado en el extranjero desde el 12 de junio de 2020, primero en Cabo Verde y desde el 16...

leer más

#FreeAlexSaab

Contacto